Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down

-

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al hacer clic en "aceptar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de privacidad. Saber más

Acepto
Identificarse Registrar

Introduce tus datos de acceso

Nombre de usuario
Contraseña
Recordar mis datos

Crea una cuenta

Al registrarse en eProform, el/a usuario/a acepta nuestra Política de Privacidad
Nombre
Nombre de usuario
Contraseña
Verifica contraseña
Email
Verifica email

De la superwoman, a la vuelta a casa por desempleo y la nueva domesticidad (hazlo tú misma)

Publicado también en Equidaem.

Superwoman es un estereotipo que nace en los años 90 para representar a una mujer con una “vida profesional, doméstica, sexual y social", donde todo lo hace bien. Pero este rol de mujer ideal, que integra a la perfección el rol profesional y de cuidadora (madre-esposa) no existe. Las mujeres pagan con su salud, a base de ansiedad , depresión y estrés, este etiqueta que ha impuesto la sociedad contra la mujer, para que cuiden a sus hijos e hijas, de la casa, que trabajen y todo esto sin dejar de estar estupendas.

Según Silvia Federici “El acceso a un salario no ha liberado a las mujeres de las labores no remuneradas ni ha cambiado las condiciones de su “lugar de trabajo” para permitirnos cuidar de nuestras familias ni permitir a los hombres compartir las tareas del hogar. Aquellas que tienen empleo actualmente trabajan más que nunca.

Por otro lado, con la crisis económica muchas mujeres han vuelto al hogar, al quedarse sin empleo y en la medida que se han recortado servicios básicos necesarios como educación, sanidad, y las prestaciones de la ley de dependencia, los cuidados tan necesarios como invisibles, acaban recayendo en las mujeres.

A la incertidumbre por volver a encontrar un empleo como la ansiedad del empobrecimiento de las maltrechas economías, se les exige centrarse en su papel de cuidadoras, en lugar de hacerlo en la búsqueda de empleo o formarse para un mercado laboral cada día más competitivo. Con políticas sociales, económicas y reproductivas como las actuales, y tan descaradamente ofensivas, el coste social y monetario de la crisis revierte en ellas.

Pero ante este situación laboral que envía a las mujeres al ámbito doméstico, existen muchas que han optado por reinventarse al margen del sistema de empleo tradicional, y algunas ante trabajos precarios y descontentas con el sistema económico han optado por la vuelta al hogar, en un movimiento que se ha llamado la nueva domesticidad, bajo el lema “hazlo tu misma”. Crianza natural, comida artesanal, cultivar un huerto, papillas orgánicas, tricotar todo tipo de ropa, parto en casa, educación en casa, escribir blogs sobre estos temas, todo un “activismo anticonsumo”.

Según Emily Matchar, autora del libro “Retorno al hogar: porqué las mujeres abrazan la nueva domesticidad”, hace un análisis minucioso del estilo de vida que abrazan por el descontento con el ambiente laboral que dejan atrás, un “estilo de vida slow, autosustentable que gira alrededor de la casa”. Matchar, al empezar a escribir el libro, se encontró con “burguesas trabadas en una lucha con la vida moderna; universitarias recién egresadas y desempleadas que aprendían a tejer porque no hallaban satisfacción en el trabajo temporal; mujeres que, al concluir sus brevísimas licencias de maternidad y enterarse, ‘casualmente’, de la crianza con apego, renunciaron a empleos que, en todo caso, les resultaban ambivalentes”.

Las defensoras de este estilo de vida lo presentan como vuelta a la vida sana y natural y proliferan los blogs de esta temática, en España hay multitud de ellos, que cuenta al detalle como hacen un perfecto pastel con fresas recién cogidas de su huerto, como reutilizar la ropa de sus hijos, o como decorar su casa con bajo precio.

Para Matchar la nueva domesticidad “conlleva grandes implicaciones para la igualdad de géneros pues, si bien la nueva domesticidad representa el deseo de vivir de una manera más sustentable y auténtica, tendencia por demás loable y valiosa, la vuelta al hogar refuerza también los tradicionales roles de género aun cuando las involucradas afirmen que sólo siguen los dictados del corazón”. También afirma que Etsy, mercado de productos artesanales, está creciendo vertiginosamente, y que hasta el ritmo de las productoras más afortunadas se convierte en frenético, poniendo de ejemplo, como una ex-abogada Texana teje trece horas diarias en una sala de estar.

Para muchas esta nueva domesticidad es vista como un retroceso para los avances feministas, para otras es una opción vital por el descontento con el mercado laboral actual, y una cruzada contra el consumismo.

Fuentes consultadas

-          El surgimiento de la hipster industriosa. Newsweek en español

-          Manual de género. El poder de la imagen


 

Comentarios   

 
+1 #10 Nati Marco 29-07-2014 10:12
Me ha gustado mucho. Aún no había leído nada que explicara el retorno al hogar con esa falsa ilusión de libertad.
Citar
 
 
0 #9 Pedro Goni 21-07-2014 15:10
Hola Silvia, creo que estamos hablando de lo mismo, de libertad. Solamente que tu abogas por la supresión de todo modelo y yo hablo de modelos más libres y respetuosos con otras formas de vida, con otros modelos.
Porque creo que no es posible suprimirlos, las personas buscamos una identidad y nos fijamos en lo que valora y sanciona la sociedad, así que la solución no es destruirlos, sino hacerlos más flexibles tanto dentro del modelo como con respecto a otros.
Un placer hablar contigo.
Citar
 
 
0 #8 Silvia Benavides López 21-07-2014 13:06
Yo al revés, no quiero guiarme por un sólo modelo de mujer a que aproximarme, y abogo porque en los medios visuales en general, se muestre a la pluralidad de mujeres que existen. El reforzamiento de los estereotipos funciona como un ancla muy poderosa para niñas y mujeres que no pueden desarrollarse al máximo, de acuerdo a sus intereses y capacidades individuales, porque se les sanciona por transgredir ese rol de género. Por cierto la superwoman además de trabajar fuera de casa, también se ocupa por entero del cuidado del hogar, con lo cual tiene una doble jornada de trabajo.
Citar
 
 
0 #7 Pedro Goni 21-07-2014 09:51
[
Hablas de los estereotipos actuales, pero podemos crear otros, elegirlos como meta, ¿Cómo nos gustaría que fuera la mujer o el hombre del siglo XXI? Te estás guiando por un estereotipo, un modelo al que aproximarse. Métele libertad, flexibilidad, empatía, en sus comportamientos y tendrás un estereotipo positivo.
Vayamos a lo práctico, el ama de casa de los 40, no podía ni tener una cuenta corriente, ni disfrutar del sexo, no podía trabajar en oficios masculinos. La superwoman sí, por esto te digo que es mejor, otra cosa que también tenga sus cosas malas. Pero a nivel global creo que es mejor, porque tiene más posibilidades en las que elegir, más libertad.
Citar
 
 
0 #6 Silvia Benavides López 20-07-2014 22:01
Pedro, yo creo que los estereotipos más aparentemente benignos lejos de ser inocuos,y en el caso de los estereotipos de género, afectan más negativamente a las mujeres, ya que crean modelos de como tiene que ser, y cómo tienen que comportarse en función del sexo y en la sociedad patriarcal han sido impuestos por los hombres,favorec iéndoles a ellos y perjudicando a las mujeres.La raiz de estos estereotipos es cultural, y en ellos en muchas ocasiones el origen de la discriminación. En mi opinión no creo que el estereotipo de la superwoman sea mejor que el del ama de casa. Saludos
Citar
 
 
0 #5 Pedro Goni 18-07-2014 18:43
Los estereotipos o modelos sociales, no tienen que ser negativos, pueden ser modelos sociales llenos de virtudes a los que cada día intentar aproximarnos. Otra cosa es tener estereotipos que nos fuercen a comportarnos de determinada manera. Para que lo entiendas es mejor el estereotipo social de la superwoman que el de una ama de casa de los años 40 en España. Simplemente porque tiene más libertad, más opciones, dentro de su modelo de mujer. Sería libertad intrinseca, dentro del estereotipo. La libertad extrinseca sería la tolerancia que tiene el modelo hacia comportamientos exteriores al mismo. Saludos.
Citar
 
 
+3 #4 Silvia Benavides López 18-07-2014 17:01
Pedro, los estereotipos que predominan en los medios audiovisuales y en la vida en general los vamos interiorizando de manera inconsciente, desde que somos niñ@s. Creo que se trata de hacerlos conscientes, y deconstruir los mecanismos que en el caso de las mujeres perpetúan las diferencias de género, en la medida de saber que a veces lo que nos viene dado como algo natural, es una cuestión cultural.
Para mí los estereotipos son negativos, en el sentido que son opiniones preconcebidas. Saber distinguir la imagen estereotipada que se nos presenta de la mujer sobre todo asociada a objeto sexual,a roles tradicionales, etc
es fundamental sobre todo en l@s jóvenes.
A ésto, es a lo que me refería cuando hablaba que los medios reproducen estereotipos con consecuencias para nosotras. Lo de la libertad intrínseca o extrínseca de los estereotipos , no lo he entendido muy bien... será el calor. Saludos!
Citar
 
 
+1 #3 Pedro Goni 18-07-2014 16:03
Sí todavía la influencia de los medios de comunicación tradicionales es muy importante. Sobre la elección de unos estereotipos u otros, para juzgar cuales son más positivos o menos yo me haría la siguiente pregunta. ¿Qué modelos me ofrecen más posibilidades de actuación, cuáles me dan más libertad y permiten más libertad hacia los demás? Los estereotipos tienen que tener libertad intrínseca dentro de ellos y extrinseca, libertad hacia otras formas de vida.
Un saludo y gracias por tu trabajo.
Citar
 
 
+2 #2 Silvia Benavides López 18-07-2014 11:07
Gracias Pedro por tu comentario.
Estoy de acuerdo contigo en que cada uno elige su tribu, y que ahora con la proliferación de blogs,y las redes sociales las protagonistas que ponen de moda estilos de vida como por ejemplo, el movimiento de la nueva domesticidad, son más visibles que nunca y llegan rápidamente a mujeres en todo el mundo, convirtiéndose en un referente en sus vidas .Pero también, indiscutiblemen te la publicidad, el cine, los medios de comunicación, etc.. reproducen estereotipos y modelos de mujer, con importantes consecuencias para nosotras.
Saludos!
Citar
 
 
+2 #1 Pedro Goni 18-07-2014 08:01
Muy bueno el artículo, pero creo que el fenómeno que describe está dentro de otro, y mucho más amplio. La segunda guerra mundial, los mass media unidireccionale s supusieron no solo la introducción de la mujer en el "mundo laboral" sino el establecer un modelo único a seguir. Lo más importante es que aparte de la falta de oferta de empleo como señala el artículo, es que los medios de comunicación se han hecho bidireccionales , cualquiera puede producir un modelo social a seguir. Lo que supone una multiplicidad de modelos, cada uno elige su "tribu".
Se terminó la selección social, todo vale, nos hacemos más flexibles a pasos de gigante.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

.