Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Los recursos didácticos

recursos didácticosEjercer de formador/a o tutor/a de una acción formativa no se limita únicamente a impartir la formación (si hablamos de formación presencial) o guiar el aprendizaje (si hablamos de formación a distancia, sobre todo en su variante online), ni mucho menos. Antes de la “puesta en escena” (sea de forma física o virtual), hay un colosal esfuerzo por parte del profesional de formación en la preparación del curso. Se trata de un proceso complejo de planificación que debe articularse en torno a un documento básico: la programación didáctica. Hoja de ruta, mapa y radiografía del proceso formativo que vamos a desarrollar e impartir.

Hoy me gustaría detenerme en un elemento que debe contener toda programación didáctica y al que tradicionalmente no se le suele prestar demasiada atención. Os hablo de los recursos o medios didácticos, los cuales tienen una gran importancia en los procesos formativos, ya que van a facilitar al alumno la asimilación de contenidos, habilidades o actitudes sobre una materia concreta y cuya principal finalidad es la de motivar, demostrar y centrar la atención del alumnado sobre algún aspecto particular.

La variedad de los recursos didácticos que podemos utilizar es enorme, aunque para ilustrar al lector, destacan los siguientes: pizarra, rotafolios, retroproyector, material mutimedia (presentaciones, audio, video), documentos o la web 2.0, la cual nos abre la puerta a un banco infinito de medios didácticos y que sin duda merece la pena detenerse brevemente en algunos que considero más destacados por la universalización en su uso entre los internautas:

  • Herramientas de vídeo YouTube, Vimeo, Ustream, etc. Nos ofrece la posibilidad de encontrar tutoriales, conferencias, posibilidad de crear nuestros propios videos, subirlos a la red y compartirlos, etc.
  • Redes Sociales como Facebook, Twitter o Google Plus, nos permiten, por ejemplo, dar continuidad al proceso de aprendizaje más allá de los muros del aula.
  • Herramientas de edición y desarrollo de contenido, como es el caso de Prezi (ideal para dar una vuelta de tuerca a nuestras presentaciones y hacerlas más interactivas) o Pikctochart, para realizar infografías o mapas conceptuales muy visuales.
  • Herramientas de generación de conocimiento, como los blogs, donde Blogger o WordPress son dos buenas opciones.

La combinación de los mismos resulta fundamental si tenemos en cuenta que en el aprendizaje intervienen todos nuestros sentidos: 75% vista, 15% oído, 5% tacto, 5% olfato y gusto. Con estos porcentajes no es difícil concluir que los medios didácticos serán los “útiles” que nos ayudaran a penetrar en los sentidos de nuestros alumnos y que cuantos más utilicemos (siempre con coherencia, por supuesto) mayores oportunidades tendremos de penetrar en sus cabezas a la par que les brindamos mayores oportunidades de aprendizaje.

Como ya comentaba al inicio de este post, es en la fase de diseño de la acción formativa, cuando nos encontramos inmersos en el desarrollo de la programación didáctica, donde tenemos que plantearnos qué recursos vamos a utilizar durante el desarrollo de la acción formativa.

Para ayudarnos a decidir por unos instrumentos u otros, conviene plantearnos algunas preguntas claves:

  • ¿Cuál es la modalidad de formación bajo la que se desarrollará el curso?
  • ¿Qué materia vamos a impartir?
  • ¿Con qué medios cuenta el espacio físico donde se desarrollará la formación?
  • ¿De cuánto tiempo disponemos en cada sesión?
  • ¿Cuál es el perfil del alumnado?

La respuesta a las mismas debe darnos una visión general sobre cuáles serían los recursos didácticos más convenientes a utilizar.


Perfil Fernando