Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Creadoras y consumidoras de cómics: un valor en alza

Las creadoras de cómics se están haciendo cada vez más un hueco en un medio altamente masculinizado. En los últimos sondeos y opiniones de los editores españoles, confirman que el número de lectoras de tebeos va cada día en aumento y que además está abarcando desde la adolescencia hasta la edad de mujeres más adultas.

Los cómics a mediados del siglo XX mostraban figuras femeninas que eran mujeres florero, donde aparecían como novias de los superhéroes, con bastante carga erótica, preparadas para ser adoradas o rescatadas, realizados predominantemente por hombres. Las editoriales no querían realizar tebeos donde las protagonistas eras femeninas porque argumentaban que no vendían, ofreciéndose para un público predominantemente masculino. Wonder Woman fue la pionera y la excepción como superheroína de ideales totalmente feministas.

Pero a partir de los años 70, pasaron de ser auténticos protectores de damiselas en apuros a en ocasiones ser auténticos maltratadores mostrando una violencia de la agresión jamás antes tan explícita. En el cómic "underground" aparecían vejadas o maltratadas por sus parejas, aunque el rol de los personajes femeninos fue también cambiando, siendo cada vez más poderosas y capacitadas, donde ya no temían competir con ellos. En el movimiento Underground en San Francisco, apareció en sus inicios un cómic feminista llamado It Ain’t Me, Babe Comix, donde los únicas autoras que sonaban eran Trinan Roobins y Willy Mendes, pero consiguieron a partir de ahí crear una red de mujeres dibujantes de cómics, introduciendo cuestiones feministas y de liberación de la mujer.

Las lectoras a partir de los años 80 fueron alejándose del mundo del cómic, donde no se sentían identificadas con personajes femeninos donde aparecían sádicamente asesinadas.

En este panorama empiezan a surgir autoras, manteniendo una cuota de compromiso social donde han destacado algunas autobiográficas. Se tratan temas de la vida cotidiana donde las lectoras se reconocen, basados en su experiencia vital, con ironía, en la que destacan por su tinte feminista la francesa Claire Bretécher y la argentina Maitena. El cómic autobiográfico “Persépolis” de la autora iraní Marjane Satrapi, parece también haber reconciliado al público femenino con este género. A su vez el manga en España, ha sido la puerta de entrada de muchas chicas al mundo del cómic, y ahora la mayoría de sus grandes talentos son femeninos.

Hoy en día, las autoras de cómics desarrollan estilos y argumentos diferentes, pero quizá el denominador común es que han desechado ciertos clichés sexistas del universo del cómic y luchan por que se valore su creatividad y literatura independientemente de su sexo, pero aportando una visión y una mirada femenina que antes no estaba contemplada.

Actualmente, internet ofrece muchas posibilidades como soporte a las autoras noveles que se están iniciando en el mundo del cómic para publicar sus historias mediante las webcócmics.

Existen una serie de iniciativas para dar visibilidad al trabajo de las mujeres en este medio, como la creación de una wikia llamada Women in Comics en la que podemos encontrar todo tipo de información sobre creadoras de todo el mundo. Otra iniciativa es Womanthology, que inicialmente fue una antología, escrita y dibujada en su totalidad por una gran cantidad de mujeres, impulsada por la autora Renae de Liz que surge por notar en las redes sociales, que había muchas interesadas en cómics, en su mayoría dispersas que no se conocían entre sí.

En Enjambre (Norma Editorial), una antología de relatos cortos escritos, dibujados y protagonizados por mujeres, se pueden comprobar la variedad de estilos y calidad de las dibujantes españolas. Así desde la Asociación de Autoras de Cómic formada por profesionales del cómic -hombres y mujeres- se han agrupado para reivindicar la igualdad efectiva en el medio, en un mercado tradicionalmente dominado por el hombre. En Granada se hizo el pasado año el primer Festival de cómic de mujeres para darles visibilidad y promoción y “normalizar la figura femenina en el mundo del cómic”.

Si actualmente, aparecen como perfiles profesionales más demandados dibujantes/as ilustradores/as y creativos/as, el mundo del cómic puede ser una oportunidad laboral para las mujeres en este medio.

Fuentes consultadas:

http://www.zonanegativa.com/mundo-independiente-la-revolucion-femenina/

-Autoras contemporáneas en la historieta española. Revisión de la etiqueta cómic femenino. Adela Cortijo