Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

¿Sabías que las personas resilientes encuentran empleo antes?

Artículo publicado también en OrientaRioja

En el artículo anterior quería abrir una puerta a la esperanza, dejar claro que ¡Hay vida a pesar de estar desempleado! Se puede ser feliz en cualquier circunstancia, es más, ser felices es lo más importante que tenemos que hacer en la vida, así que os animo a tratar de ver las cosas desde otras perspectivas, a practicar el pensamiento positivo y a ser más resilientes.

¡Resiliencia! Pero, ¿qué es?

La resiliencia, quizá es un término desconocido para muchos, pero está en plena actualidad. La resiliencia es la capacidad de vencer la adversidad de forma constructiva, saliendo reforzados de una situación de crisis.

Hay personas que tienen esa capacidad de forma innata, desde que nacen, pero la mayoría tenemos que aprender a desarrollarla… sí sí, se puede aprender, todos podemos aprender a salir airosos de las situaciones difíciles por las que pasamos a lo largo de nuestra vida.

Todos pasamos por situaciones difíciles, la diferencia entre las personas que tienen éxito y felicidad en la vida, es que las personas exitosas son resilientes: aprenden de los errores, convierten las dificultades en retos y saben salir adelante reforzados.

¿Qué necesito para ser más resiliente?

Digamos que para superar la adversidad y hacernos más resilientes tenemos que dominar las tres Cs:

  1. Control
  2. Compromiso
  3. Cambio

Tener el control de nosotros mismos es indispensable para no depender de los demás, lo que implica controlar nuestras emociones, pensamientos y asumir la responsabilidad de nuestros actos.

Tener el control de nuestras vidas nos pone en movimiento y nos lleva a la acción.

¡En la vida hay que comprometerse! No sollo con nuestras metas, sino con las personas: amigos, pareja, compañeros, con nuestro trabajo, con nuestros valores, con nuestros sueños…

Las personas comprometidas generan confianza y se ganan el aprecio de los demás. Pocas cosas nos generan más felicidad que ser una persona de confianza, ser “esa persona en quien todos confían”.

Ser comprometido, solidario y compartir con los demás consolida la confianza y el compromiso.

La Resiliencia es en gran medida, la confianza.

El cambio es consustancial con la existencia. La adaptación es lo que nos ha permitido sobrevivir. Es imprescindible aceptar que el cambio forma parte de nuestra vida porque no se puede vivir aferrado al pasado, a lo que perdimos, al miedo. Es necesario experimentar para enriquecernos como personas, conocer personas nuevas, hacer cosas diferentes...

Nunca somos la misma persona ni nada es igual que ayer.

Hay que salir de la zona de confort, esa zona en la que nos sentimos cómodos porque es lo que conocemos y empezar a desarrollar nuevas habilidades, nuevas capacidades para ser capaces de afrontar cualquier dificultad que se nos vaya presentando.

Y… ¿cómo la resiliencia me ayuda a encontrar empleo?

En la medida que seamos más resilientes nos acercaremos más al empleo porque seremos capaces de superar y crecer con las dificultades y de apasionarnos en lograr nuestros objetivos.

Tener más recursos para vencer la adversidad nos hace más fuertes, nos ayuda a definir mejor nuestros objetivos y a trazar el Plan de acción que nos permitirá lograr nuestros sueños sin desistir ante los fracasos y las dificultades.

La empleabilidad es un conjunto de competencias, habilidades y valores personales que se pueden identificar y potenciar para obtener el empleo que queremos, lo que implicará en algunas ocasiones, romper con ciertos límites incapacitantes.

Es imprescindible comprometerse en la búsqueda de empleo y conocerse a uno mismo, saber cuáles son nuestras fortalezas y debilidades internas, para apoyarnos en las primeras y trabajar en las segundas, al igual que saber ver las oportunidades de trabajo o conocer las amenazas del mercado laboral.

No se trata pues de un proceso estático, ni de una meta, sino todo lo contrario, la empleabilidad se mejora cada día y va unida a la resiliencia, al aprendizaje constante, al desarrollo de la creatividad y a la observación para poder ver oportunidades y realizar las acciones adecuadas.

El mundo laboral ha cambiado en los últimos 10 años de una forma increíble y lo que es más, sigue cambiando a una velocidad vertiginosa, por lo que para poder ser un profesional del Siglo XXI, lo primero que hay que entender es que las habilidades y competencias laborales que se requieren hoy han cambiado y por lo tanto, nuestra actitud también debe ser otra si queremos “estar dentro del mercado”. Es imprescindible cambiar la mentalidad para aceptar de forma constructiva la realidad pasando a la acción.

La información que no se convierte en acción no sirve para nada.

 Algunas Claves para la mejora constante de la empleabilidad

  1. Tener espíritu de aprendiz para practicar el aprendizaje constante
  2. Ser resiliente
  3. Buscar continuamente la excelencia en el ámbito profesional en el que queremos movernos, ya sea por cuenta propia o ajena
  4. Creer en ti porque nadie lo va a hacer por ti
  5. Pasar a la Acción HOY

Hoy en día Aprender y Desaprender es una prioridad y para ello no hay límites, ni siquiera de edad. Nuestra capacidad de adaptación y nuestra actitud hacia el aprendizaje constante son determinantes para mantenernos activos laboralmente en cualquier contexto o situación de crisis.

“Una mente negativa, nunca podrá darte una vida positiva.”

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.” A. Einstein

La dificultad actual para encontrar empleo es una realidad que hay que aceptar, pero que no nos puede paralizar, porque lo que necesitamos es focalizarnos en lo que sí podemos hacer para obtener ingresos convirtiendo los problemas en RETOS, para neutralizar la sensación de impotencia, pasar a la acción y sentir de verdad que somos los auténticos protagonistas de nuestra vida.

 ¡Espero vuestras opiniones y nos vemos la próxima semana!

¿Te consideras resiliente?