Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Paro y depresión NO son sinónimos: ¡ejercicio para sentirse mejor en El paro!

Publicado también en OrientaRioja

Esta semana he escuchado varias noticias sobre el aumento de la depresión y la ansiedad entre las personas que están sufriendo las consecuencias del paro y la falta de recursos económicos y por eso hoy quería compartir con vosotros un sencillo ejercicio, científicamente probado, para ayudarnos a sentir mejor a pesar de las circunstancias y aportar mi pequeña contribución a reforzar en la mente de todos: que nosotros somos quienes tenemos el control de nuestras vidas y que podemos ser felices a pesar de la adversidad, aprendiendo a pensar de forma diferente para ser más resilientes.

La sensación de felicidad o la infelicidad son estados internos que dependen del diálogo interior que tenemos con nosotros mismos, a la vez que lo que nos decimos a nosotros mismos depende de la forma que tenemos de interpretar la realidad en función de nuestras creencias, valores, educación o experiencia.

El ejercicio que os quiero enseñar es muy sencillo, apenas os llevará unos minutos cada día, está testado científicamente en personas depresivas, ¡¡y funciona!! Se trata de una estrategia del Dr. Martin Seligman, pionero de la Psicología Positiva, quien ha dado un giro en la psicología tradicional que se centraba principalmente en tratar las emociones negativas, para enfocar la psicología desde otra perspectiva muy diferente, que es la de focalizarse en los aspectos positivos, en las fortalezas y no sólo en las debilidades o en la enfermedad, y lograr que las personas sean más felices y superen las crisis.

La Psicología positiva, según la Wikipedia, se centra en lo positivo, en los valores en los recursos frente a la psicología tradicional que está centrada en las debilidades.

¿Cómo se realiza el ejercicio?

Sólo te va a llevar 5 o 10 minutos.

Hay que hacerlo por escrito (esto es muy importante) durante un mínimo de 7 días o hasta que se consolide como un hábito.

Antes de dormir, hay dos preguntas que debes realizarte:

  • ¿Qué es lo que ha ido bien HOY?
  • ¿Por qué ha ido bien?

1.

2.

3.

Para responder a estas dos preguntas sólo tienes que elegir, de entre todo lo que haya ido bien durante el día, tres cosas, y contestar por escrito qué y por qué cada una de esas tres cosas ha ido bien.

Como quizás al principio te cueste encontrar esas tres cosas, te ayudaré con un ejemplo:

Primera cosa

  • ¿Qué es lo que ha ido bien hoy?

Hoy me he despertado temprano y he visto amanecer

  • ¿Por qué ha ido bien?

Porque estoy vivo, puedo caminar, ha sido una bonita experiencia, hay personas que no pueden ver amanecer, tengo una casa para poder vivir, he sacado una foto que he compartido, un amigo la ha compartido con otros, me han dicho que es una foto estupenda, etc

Segunda cosa

¿Por qué este ejercicio me ayudará a sentirme mejor?

Porque diariamente nos ayuda a enfocarnos en lo que sí funciona, en los aspectos positivos de nuestra vida que nos aportan felicidad, que de otro modo quedarían “sepultados” entre todos aquellos negativos en los que nuestra mente tiende a “enrolarnos”, y además nos ayuda a ver qué es lo positivo que nos dan los demás y el entorno.

Pensar positivamente hace que reconozcamos que sí hay cosas buenas por las que sentirnos felices, refuerza nuestros pensamientos positivos y los retroalimenta, de modo que poco a poco la sensación de éxito y felicidad pasan a formar parte de nuestra vida.

El modo que tenemos de sentir depende de nosotros, de nuestro diálogo interno, de lo que pensamos (de cómo interpretamos “la realidad”) y no podemos permitir que la falta de trabajo y de dinero, los rechazos de otras personas o los intentos fallidos nos bloqueen y nos hagan sentirnos prisioneros de las circunstancias, porque el control de nuestra vida y de nuestra mente sólo nos pertenece a nosotros.

NOTA: Recuerda que los pensamientos crean acciones y que las acciones forman hábitos.

“Vigila tus pensamientos, porque se convierten en palabras.

Vigila tus palabras, porque se convierten en actos.

Vigila tus actos, porque se convierten en hábitos.

Vigila tus hábitos, porque se convierten en carácter.

Vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino.”

Mahatma Gandhi

¿Cuál es la clave?

Para crear hábitos positivos hay que ser constante, disciplinado y tener presente los beneficios que nos aportarán:

“El que puede cambiar su pensamiento, puede cambiar su destino”. Stephen Crane

¿Practicas algún ejercicio para potenciar tu pensamiento positivo?

¡Espero que os haya gustado y nos vemos la próxima semana!