Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Ecos desde el otro lado del charco, mi vida por un “RUT”

En el anterior artículo os narré la historia de mi amiga de la infancia, aquella que se marchó a Chile, la que hizo unas olimpiadas de búsqueda de empleo al otro lado del charco. Sin suda, fue una historia para comprender cómo afrontar la búsqueda de empleo, la importancia de saber moverse y dirigirse a organismos y empresas, aprender de estrategias reformulando nuevas vías y, lo más importante, alimentando una Actitud a prueba de adversidades, como los chubasqueros plastificados de nuestra infancia, impenetrables al agua (¡no me digáis que no tuvisteis uno de esos!).

Pues bien, mi amiga se quedó organizando con la empresa el tema de jornada, vacaciones, conciliación, sueldo,… (Fase de Negociación), y parecía que todo se iba encauzando, pero nuestra amiga, porque ya os cae bien también, ¿verdad?, se encuentra con otra aventura a resolver, le solicitan un “RUT”. Primera reacción: “mare mía de mi arma, ¿pero eso qué es?”; ya os digo que es la primera reacción, porque es un término nuevo, con un nombre que impone respeto, como alguien enfadado. Sensata y con un temple que asusta, reacciona por segunda vez, venga, a ver qué es eso, dónde lo compro, lo encuentro, o lo coso. Aquí está el detalle, el "RUT" es para resumiros como nuestro DNI o NIE, un documento “necesario” para poder trabajar y, por consiguiente, contribuir tributariamente para ese país, tal que así “El Rol Único Tributario o RUT es un registro numérico a nivel nacional que identifica a todos los contribuyentes del país, ya sean personas naturales, jurídicas o entidades y agrupaciones sin personalidad jurídica. Debe estar inscripto en él toda persona jurídica o ente sin personalidad jurídica que, por el tipo de actividad realizada o condición, deba declarar y pagar algún tipo de impuesto. Para realizar esta solicitud es indispensable contar con domicilio”. Por tanto, la barrera ahora es de tipo Administrativo, tras averiguar, indagar por su cuenta, por organismos, incluso por la empresa, consigue aclarar que contando con un visado temporal, que pueden ser de dos tipos: uno adosado a un contrato -lo que aquí se entendería como contrato en origen, ejemplo: personal extranjero contratado para recolección de fresas en la agricultura onubense por condiciones temporales de producción- y otro, el profesional. Con este último tienes un visado temporal para trabajar por tu categoría profesional en los oficios y áreas que se correspondan, sin importar el cambio de una empresa a otra. Para este trámite se pide entregar fotocopia de la titulación y el pago de las tasas correspondientes.

Como todo trámite administrativo el factor tiempo es fundamental y, en principio, parecía que esto se alargaría entre dos y tres meses, pero existe la posibilidad de que el organismo tributario al que le corresponde emitir este RUT, certifique uno temporal, que ellos llaman ficticio (¿?) y con este puedes iniciar una relación laboral legal con la empresa. Para este documento te exigen un contrato con fecha de inicio, que justifique la expedición del documento solicitado, el pasaporte y el permiso de trabajo (Visa).

¿Qué tal vais? Yo algo cansada de imaginármela, pero ya os digo que es sensata, con un temple tremendo y pensando siempre en soluciones…. ¡Actitud!

Prácticamente, cuando todo parece resuelto, queda una cosita, algo que las mamis entendemos muy bien, y algunos papis afortunadamente también, la conciliación familiar. Seguramente, a este lado del charco no resulta tan difícil encontrar a alguien a quien poder contratar para el cuidado de tus hijos/as, ya sea por horas, media jornada o intensiva pero, al saltar al otro lado, parece no ser tan fácil, aunque sabéis qué, pienso que lo conseguirá, qué creéis vosotros/as. Desde luego os mantendré informados/as, porque entre todas estas batallitas, lo cierto es que ya tiene fecha de inicio laboral, ¡la semana próxima!

A pesar de todas las circunstancias sólo nosotros/as podemos optar por el camino a seguir, el de la lucha, el de la apatía, el del derrotismo,…, tu actitud es siempre ése material con el que construir tu día a día y tu futuro.

¡Fuerza enredados/as!


Perfil Elena Gómez