Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Sobre la negativa de empresarios nórdicos a entrar en las juntas de empresas si no hay mujeres

Artículo publicado también en Equidaem

“Es hora de que nosotros, los hombres, demos un paso atrás y que las compañías se den cuenta de los beneficios de la igualdad no solo por la justicia, sino como una ventaja competitiva real para las empresas y organizaciones. Se habla mucho de la igualdad de género, pero nosotros decidimos hacer algo al respecto”.

Estas palabras las pronunció Fredrik Wass , cofundador de #TackaNej, una campaña nacida en Noviembre del 2013 en Suecia, apoyada por la organización Equalister, donde un grupo de empresarios dijeron que no entrarían a las Juntas ni Asambleas de empresas si no había mujeres. Ya se han recogido cientos de firmas de empresarios, académicos, y personalidades de medios de comunicación. En Noruega, con el hastag #TakkNei, esta campaña está creciendo y ya se han sumado consejeros delegados de escritores y políticos, así como abogados. Bonita iniciativa ¿no? Es una forma de protestar contra el sexismo cuando los invitan a reuniones en las que no hay presencia de mujeres. Incluso en los países escandinavos, las conferencias de negocios tienen a veces el 100% del quórum masculino.

Esta reivindicación, es fruto de países donde la igualdad de género es tomada muy en serio por el gobierno y la sociedad, y donde existe una política social y laboral que facilita la incorporación de la mujer al trabajo, siendo en Noruega la tasa de participación femenina en el mercado laboral alrededor del 80%. También se ha hecho posible que hombres y mujeres puedan combinar su vida laboral y familiar por igual, compartiendo las labores domésticas y el cuidado de los hijos. Cabe deducir, que la concienciación por compatibilizar desarrollo profesional y personal viene desde el colegio, así que de esta manera, la coeducación se vuelve imprescindible.

De acuerdo con el informe Global Gender Gap Report 2013 , que examina la brecha entre hombres y mujeres, los cuatro países con menor brecha de género son los países escandinavos, Islandia, Finlandia , Noruega y Suecia -por ese orden- en cuatro categorías fundamentales: participación y oportunidades económicas, nivel de educación, salud y supervivencia, y poder político.

Entre algunas de las políticas utilizadas por estos países para reducir la brecha de género destacan: el permiso de paternidad obligatorio (casi igualado con el materno), coberturas a cargo de la seguridad social, incentivos en los impuestos, y programas de reintegración laboral para las madres después del embarazo.

Pero el Gobierno Noruego, dio un paso más en cuanto a promover el liderazgo de las mujeres. En 2003, el Parlamento noruego promulgó una ley para asegurar la equidad de género en cargos directivos de sociedades anónimas. Según esa ley, las sociedades anónimas tenían que asegurar que por lo menos un 40 % de los cargos directivos fueran ocupados por mujeres. Pese a que esta ley fue muy discutida, y actualmente esta “ley de cuotas” cuenta tanto con detractores como defensores, el efecto ha sido importante en lo que a cifras se refiere. Mientras que la proporción de mujeres en los cargos directivos o ejecutivos solo llegaba a 7% en 2003, para el año 2011, la misma proporción había ascendido a un 40%. 

Pero Noruega, a pesar de ser catalogada por la ONU como el mejor país del mundo donde ser mujer, también tiene muchos retos que superar en tema de igualdad, ya que el 25% de las mujeres ha sufrido o sufrirá violencia en el núcleo familiar y no suelen llegar al 70% del salario masculino. Por esta razón, Noruega invertirá este año diez millones de euros en España para financiar proyectos sociales comunes, como estudios sobre cómo prevenir la violencia dentro de las relaciones de pareja y proteger a las mujeres, y estudios sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres.

Esperemos que esta estrecha colaboración entre los dos países, acabe contagiando el espíritu de solidaridad promovido por algunos empresarios escandinavos a favor de la presencia de mujeres en las juntas de empresas, y se puedan ver campañas parecidas en nuestro país, a cargo de empresarios españoles.

Fuentes consultadas:  

- http://amecopress.net/spip.php?article10901

- The Global Gender Gap Report 2013

- Informe Semanal: El modelo Noruego