Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Cómo nos influyen las relaciones en el trabajo

Siendo el trabajo el lugar donde más horas pasamos gran parte de la población activa, debemos entender que en aquellos puestos en los que se comparta espacio físico con otras personas, van a existir conexiones positivas o negativas, que van a influir directamente en nuestro trabajo. Se crea, sin darnos cuenta, un espacio social en el que hay cabida para multitud de perfiles, con los que encajaremos, otros con los que chocaremos y otros que pasarán desapercibidos. Pero lo que está claro es que a diferencia de otros ámbitos sociales como nuestro grupo de amigos, a estos perfiles no los podemos elegir. Aunque lo que si podemos elegir, es la forma de interactuar y de que nos afecten los comentarios y actuaciones de éstos.

Esta claro, que se necesita un buen ambiente de trabajo para funcionar con eficacia y rendir en el día a día. Las malas relaciones entre compañeros influyen directamente en la productividad ya que machacan el estado emocional de la persona, hasta niveles muy elevados de estrés y malestar.

Hay multitud de perfiles que nos podemos encontrar en el entorno laboral, pero la realidad es que casi siempre se repiten aunque cambiemos de entorno, pues nosotros también estamos definidos por uno de ellos y con el tiempo, nos daremos cuenta de que encajamos y chocamos con los mismos tipos de persona aunque estemos en empresas distintas.

Para todo líder de equipos, teniendo en cuenta la relación directa entre productividad y clima laboral, es de vital importancia generar un ambiente de trabajo óptimo, para que el que debe plantearse dos aspectos fundamentales:

-          Plantear un liderazgo flexible, que aporte autonomía a sus trabajadores y cercanía con el equipo.

-          Establecer y transmitir de una forma muy clara las políticas, la planificación, las estrategias, los procedimientos y la manera de operación de cada sector, para que no se generen desigualdades ni incertidumbre entre los trabajadores.

Pero muchas veces, encontrarnos con una empresa que potencie este tipo de aspectos, puede resultar complicado. Se dé esta casuística o no, debemos ser nosotros mismos los que tengamos claro cómo contribuir en generar el mejor clima laboral que podamos, para hacer de nuestro espacio de trabajo un lugar agradable que nos aporte lo que necesitamos para desarrollarnos personal y profesionalmente. No existe una fórmula mágica para que esto se dé, pero siíalgunas pautas que bien aplicadas contribuyen a ello:

-          Ser amables no nos cuesta nada.

-          No debemos llevar los problemas de casa al trabajo y viceversa.

-           Es necesario separar las relaciones laborales de las personales, podemos encontrar grandes amigos en el trabajo, pero hasta que ese estado surja, debemos tener claro que ante todo somos compañeros de trabajo.  Debemos establecer límites en nuestras relaciones.

Y con esta última regla de oro, seguro que no fallamos “evita tratar al otro como no te gustaría ser tratado”.


Perfil Ana Palazón