Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

La evolución del Currículum

 

Es cierto que todos los días vemos opiniones en las redes sobre el Currículum, consejos sobre cómo hacerlo, detalles, plantillas y demás puntos de interés de cara a mejorar esta herramienta en constate evolución. Y yo no quiero ser menos. Como orientador profesional que soy y, viendo cómo ha cambiado el mundo de la búsqueda de empleo, quiero aportar mi granito de arena, dando unas pinceladas de lo que ha sido, es y será nuestra mejor carta de presentación laboral: el Currículum Vitae.

No es menos cierto que el Currículum tradicional está pasando a un segundo plano, empujado por las nuevas tendencias de los RRHH. Conceptos tales como el Currículum infográfico, diseñado para ser leído rápidamente, con datos colocados estratégicamente, en una sola página y con puntos estudiados, se está colando cada vez más en los mentideros de la selección de personal. Y por eso no debemos de perder nunca de vista estas tendencias, adaptarnos a los tiempos y aprender, siempre aprender.

Pero como aún hay personas que se resisten a las nuevas tecnologías y llevan a gala lo tradicional, voy a darles una serie de consejos para que tenga el Currículum lo más saneado posible. Aquí pongo los detalles:

1.- Dejaros de tonterías y amplias redacciones. Debe ser Breve, claro y Conciso. Un empleador debe ver al instante lo que nosotros queremos que vea. No te líes con lenguajes de artificios ni contenidos kilométricos. Si quieres explicar más sobre tu vida laboral prepara una CARTA DE PRESENTACIÓN.

2.- El diseño y las plantillas en su justa medida. No abuses de esos modelos extravagantes que pululan por internet ni seas uno más entre tanto. Sé tú mismo y destaca por lo que eres, sé ÚNICO. Por cierto, el Europass sólo cuando te lo requieran.

3.- No cometas faltas de ortografía ni olvides tus datos de contacto. Una falta ortográfica da una imagen pésima y si no pones un modo de contactar olvídate de que te llamen para darte una oportunidad.

4.- Actualiza el Currículum, no mientas y dale importancia a lo que sabes. Las mentiras tienen las patas muy cortas (la entrevista te delatará) y sólo tú sabes lo que vales: CREE EN TI, TRANSMÍTELO y si puedes, de manera cronológica.

5.- Adapta tu Currículum a cada oferta que te presentes. Destaca los puntos positivos para la empresa y no elimines formación, colócala en un segundo plano. 

6.- La foto. Lo dejo en manos del candidato. Opino que es voluntario y está bien tanto incluirla como que no, a no ser que la pidan expresamente. Eso sí, cuidado con la que ponéis porque una imagen vale más que mil palabras.

Con estas premisas iniciales, y que deberían ser fijas, quiero entrar a valorar algunos aspectos del Currículum actual, revestido de tecnología, avances y adornos varios. Lógicamente tendremos que adaptarnos a los nuevos tiempos, en la que la versión online del currículum tradicional sigue siendo el recurso más utilizado. Es nuestra tarjeta de visita y, en un mundo dónde los proceso de selección han cambiado y la redes sociales están a la última, debemos tener claro una cosa: LAS EMPRESAS BUSCAN ALGO MÁS QUE UN BUEN CURRÍCULUM.

    Soy partidario de la creatividad en el currículum pero dependiendo del marco profesional dónde se mueva el candidato. Si eres diseñador gráfico lo mismo te conviene crear un currículum innovador o utilizar otros canales (vídeos). Siempre y cuando sea oportuno, utiliza tu imaginación. (no siempre viene bien). Aquí os dejo el ejemplo de un currículum creativo (hay muchos en la red) pero, repito, depende del medio y del perfil. 

    Debe haber una armonía entre lo expresado en esa tarjeta de visita laboral y lo que el empleador ve de nosotros. En las redes sociales y en Internet pueden encontrarse datos que obviamos, por error o a conciencia. ¡Mucho cuidado con ocultar o mentir! Puede ser perjudicial para nuestros intereses.

    Valor añadido. Las habilidades transversales están cotizadas en las empresas y debes transmitirla en tu currículum para que el seleccionador se detenga en tu perfil. ACTITUDES Y RECURSOS PERSONALES SON TUS PODERES MÁXIMOS, por ejemplo: PROACTIVIDAD, CAPACIDAD DE TRABAJO EN EQUIPO, EMPATÍA, MOTIVACIÓN, RESPONSABILIDAD, INICIATIVA, HABILIDADES DIRECTIVAS, ENFOQUE AL CLIENTE, CAPACIDAD DE HABLAR EN PÚBLICO Y DE NEGOCIACIÓN

    Debes equilibrar tus conocimientos con tus habilidades y recursos personales. Incluso te favorece hablar de logros, metas y fortalezas en concreto, sin caer en vaguedades.

   ¿Qué ofreces a las empresas? Es bueno que lo sepas y lo transmita. Para ello es necesario un autoconocimeinto (Análisis DAFO) Y a partir de este punto, puedes, incluso, mejorar tu formación y reforzar tus puntos débiles.

Por todo ello, antes de que acometas la tarea de redactar tu Currículum, preparado para la vida moderna, es necesario que lo planifiques a conciencia, a sabiendas de que te estás jugando que te llamen para una entrevista en la que tendrás la oportunidad de desarrollar todo lo que no has contado.

Debemos ser conscientes que cada experiencia laboral es un mundo y esa historia no se vuelve a repetir en la nueva factoría o empresa. Debes dar valor a LAS APTITUDES ADQUIRIDAS, A TUS COMPETENCIAS y afrontar, con ACTITUD VALIENTE Y POSITIVA, ESA TAREA DE REALIZAR TU CURRÍCULUM y vender tu TALENTO Y TUS HABILIDADES: TODAS LAS EMPRESAS BUSCAN APTITUD, COMPROMISO Y ESFUERZO (un valor añadido que sume para la organización)

Y si te van las nuevas tecnologías y quieres ir con los tiempos, intentando eso que llaman currículum infográfico, aquí te dejo un enlace muy interesante: Cómo hacer un Currículum infográfico ¡Nunca te detengas! Uno no sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.