Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

TIC + formación = ¿salida de la crisis?

Hipersector TICUna vez que el motor de nuestra economía entró en dique seco, la gran incógnita a despejar en la ecuación de la salida a la crisis actual, no es otra que la respuesta a la pregunta de qué nuevo sector será capaz de “tirar del carro”.

Por todos es conocido el carácter transversal del sector de la construcción, el cual permitía dar empleo a un sinfín de variopintos perfiles profesionales que van desde un peón de obra con escasa o nula formación, hasta profesionales de alta cualificación como ingenieros/as o arquitectos/as, así que es fácil intuir la voluptuosidad del sector que movía nuestro engranaje socioeconómico.

Se trata por tanto de apostar por un modelo productivo que tenga como principal característica la transversalidad, siendo capaz de absorber a trabajadores de diferentes niveles productivos con diferentes perfiles y cualificación.

Uno de esos sectores que comienza a pedir paso es el relacionado con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, el cual también recibe la denominación de “hipersector TIC”. No en vano, hablamos de un gigante compuesto por ocho sectores que pueden dar cabida a un amplio espectro de perfiles profesionales: contenidos digitales, tecnologías de la información, electrónica de consumo, componentes electrónicos, industrias de telecomunicación, proveedores de servicios de telecomunicación, electrónica profesional y otras actividades TIC. Y es que incluso desde la Unión Europea se estima que durante el 2015 el hipersector será capaz de crear en torno a 1.000.000 de empleos, ahí es nada.

Por arrojar algunos datos de lo que supone este sector para nuestro país, destacar que el hipersector representa en torno al 6% del PIB español, contando con cerca de 25.000 empresas que emplean a 386.009 trabajadores. Por sectores, el más numeroso es el de las tecnologías de la información, con 14.469 compañías y 194.820 trabajadores. Le siguen el sector de los contenidos digitales, con un 25,3% de las empresas y un 20,1% de los trabajadores, y el de los operadores y proveedores de telecomunicaciones con un 7,9% de las empresas y un 17,7% de los trabajadores. El sector que menos compañías aporta es el de la electrónica profesional con 111 empresas, aunque estas mantienen 17.744 empleos (el 4,6% del hipersector).

Por supuesto, estos datos no surgen de un día para otro, y es que desde hace ya algunos años se viene apostando por este nuevo modelo que encuentra su punto de apoyo en la Unión Europea con el diseño y puesta en marcha de un “marco común de referencia” con la Agenda Digital Europea 2020 y que tiene su reflejo en nuestro país con la Agenda Digital de España.

A pesar de todo, albergo serias dudas de que el hipersector sea capaz de recoger el testigo del “éxito” económico que supuso la construcción, fundamentalmente porque el sector TIC demanda profesionales con un nivel de cualificación mayor en todos sus niveles, por lo que no parece  ser capaz de absorber a una mano de obra de limitada formación, como sí lo hacía el sector de la construcción y sus afines. Este aspecto cobra una dimensión importante si tenemos en cuenta que el nivel educativo de nuestros parados con menos de 25 años es bastante básico (el 67% no ha terminado ni tan siquiera la ESO y  el 17,2% sólo tiene Educación Primaria). Pero el colectivo de jóvenes no es el único al que la crisis golpea con dureza, también merecen mención destacada los mayores de 55 años, cuyas posibilidades de recualificación y reinserción en el mercado laboral son mucho más complejas.

En este sentido, centrar todas nuestras apuestas y esperanzas hacia un único caballo que a todas luces parece ganador, no parece ser la solución definitiva a nuestros males económicos, pero sí puede ser un importante golpe de timón que nos permita apostar por diferentes vías productivas capaces de absorber a elevadas capas de población de diferente perfil y nivel formativo, porque creedme, "haberlas hailas" y si no, ahí están esperando los de las energías renovables, los nuevos servicios relacionados con el envejecimiento de la población... y por supuesto con la construcción, porque aunque deje de ser actor principal, continuará existiendo.

En cualquier caso, y en la apuesta por el hipersector como motor del cambio socioeconómico que pueda ayudar a sentar el terreno de la recuperación del mercado laboral, se hace imprescindible identificar y definir los profesionales más demandados en los diferentes ámbitos del hipersector con la finalidad de reconvertir determinados perfiles y cualificar a otros agentes activos y desempleados para aumentar su empleabilidad. Las Administraciones Públicas tienen que ser conscientes de la oportunidad de formación que existe en éste sector estratégico para la economía, desde el punto de vista de la demanda y oferta de empleo.   Los programas formativos que deben ofrecer estos agentes deben ser continuos en el tiempo y actualizados frecuentemente en sus contenidos, debido a la enorme velocidad con la que surgen nuevas herramientas de hardware, software y cambian los hábitos de consumo de los ciudadanos en la Economía Digital.

No hay que olvidar, que el 80% de la formación relacionada con el macrosaector TIC es de carácter privado, siendo escasos y poco adaptados los cursos para desempleados en este ámbito al no ceñirse a los requerimientos de los perfiles que demandan las empresas actualmente.

Recientemente hemos tenido la ocasión de conocer experiencias pilotos en el escenario de las TIC por parte de diferentes administraciones como es el caso del Programa de Certificación TIC puesto en marcha por el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (SERVEF), cuyo proyecto piloto ha sido implementado por el Centro de Referencia Nacional de Paterna teniendo en cuenta aspectos claves como las necesidades reales de formación de las empresas del sector y fabricantes tecnológicos, a la par que se apuesta por una formación gratuita y certificada, no sólo por la propia administración, sino también por los agentes económicos implicados en el sector. Sin duda, un más que interesante punto de partida que debe ser referencia para el resto de administraciones públicas que deben dar sus primero pasos en esta línea.

Bibliografía:

AMETIC – Asociación de empresas de electrónica, tecnologías de la información, telecomunicaciones y contenidos digitales

Informes y Estudios AMETIC

Presentación Certificación TIC – SERVEF

Noticia de Prensa de El Mundo de Valencia sobre el Proyecto TIC del SERVEF

Blog de Luis López Punto com - CERTIFICACIÓN TIC DEL SERVEF: Presentación de la oferta 2014-15


Perfil Fernando completo