Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Servicios web externos y teleformación

El universo de las plataformas de teleformación es como todos los profesionales vinculados a las mismas saben, un terreno complejo, compuesto por múltiples herramientas, lenguajes de programación y protocolos de comunicación, así como por una amplia gama de plugins que permiten ampliar las funcionalidades de dichas plataformas.

Los servicios web externos aluden a un tipo de funcionalidad, no exclusiva de las plataformas de teleformación, sino disponibles para muchas herramientas web, especialmente cuando de algún modo, han de recopilar grandes cantidades de datos de diversa naturaleza o bien, agilizar determinados procesos en el seno de dichas herramientas, automatizando éstos o permitiendo por ejemplo, recabar determinados datos de múltiples herramientas de forma simultánea y externa a las mismas.

En teleformación, recientemente se está hablando mucho de los servicios web externos, sobre todo a partir de la modalidad on-line de impartición de los certificados de profesionalidad, ya que la normativa que regula dicha modalidad exige como requisito a las entidades y centros de formación, que habiliten dichos servicios para que el SEPE pueda efectuar determinadas operaciones de consulta y seguimiento.

El ejemplo del SEPE permite ilustrar la relevancia de este tipo de herramientas, ya que gracias a las mismas, se podrán obtener múltiples informaciones sobre centros, acciones formativas y alumnos de forma automatizada y de todas las plataformas a la vez, sin ser necesario por tanto que un técnico del citado organismo, acceda a cada plataforma para recopilar dicha información.

Los servicios web externos se basan en determinados protocolos de comunicación. De este modo y tal y como ocurre con el famoso protocolo SMTP ligado al correo electrónico y sin el cual no podríamos recibir mensajes en nuestros buzones, sin determinados protocolos no sería posible la puesta en marcha de los citados servicios web externos.

Entre los protocolos más conocidos para basar las comunicaciones de esos servicios, se encuentran SOAP y REST, aunque existen otros.

Cada protocolo implica determinadas funcionalidades, tipo de acción que es posible poner en marcha, determinados parámetros de seguridad etc. Así y remitiéndonos nuevamente al caso del SEPE, el protocolo a utilizar será SOAP ya que se trata de un protocolo que permite tanto la recopilación de datos como la ejecución de determinadas acciones en el contexto de una plataforma de teleformación.

Poner en marcha un servicio web externo no es tarea fácil y mucho menos cuando ha de realizarse con arreglo a especificaciones técnicas que permitan a la plataforma en cuestión, sincronizarse correctamente con la herramienta externa que ha de utilizarse para implementar acciones como las que se han citado ya.

Por su parte, se ha de implementar el denominado fichero WSDL (Web Service Document Language) que en pocas palabras, consiste en un fichero que contiene toda la información sobre los procesos, datos que se recopilarán y sobre la herramienta externa que se deberá conectar con la plataforma de teleformación.

La seguridad y confidencialidad de los datos que externamente se soliciten a una plataforma de teleformación es un ámbito de gran preocupación, siendo el certificado SSL del alojamiento de la plataforma de teleformación y el uso de un TOKEN (identificador) para el acceso externo a dichos datos, los recursos que garantizarán la seguridad de este tipo de dinámicas, encriptando la información para evitar el acceso a la misma a usuarios malintencionados que pudieran interceptar los datos en el proceso de transferencia.

En conclusión, aunque se trata de una herramienta aplicable a la teleformación tal y como hemos visto aquí, la utilidad de los servicios web externos se dirige específicamente a facilitar las labores de administración y gestión de la información (consultar número de acciones formativas que efectúa un centro, usuarios matriculados, asingación de códigos identificadores etc), no incidiendo por tanto en ningún caso en el proceso formativo en si. Así mismo, se trata de funcionalidades tecnológicas útiles tan solo en situaciones en las que se deba gestionar grandes bloques de información o efectuar el seguimiento de un número amplio de entidades. En cualquier otro caso, su utilidad es mínima o nula.


Perfil Luis Muñiz