Portal de encuentro y conocimiento para profesionales y entidades del mundo de la formación y el eLearning, la orientación laboral y el emprendizaje Conoce eProform

Arrow up
Arrow down
kantrium.com | E-Norway.ru | HELFI.ru | MySuomi.com

Banner principal

Sobre la acción tutorial

Acción tutorial

 

Entre los muchos aspectos que diferencian a la teleformación de las acciones formativas presenciales, está sin duda la figura del experto encargado de la impartición de la formación, la cual ya de por sí misma obliga a realizar una serie de puntualizaciones:

Para empezar, en eLearning, el experto no es un docente, formador o monitor (terminología reservada para la formación presencial), es un tutor. El tutor no imparte, sino que dinamiza y orienta.

Partiendo de esta premisa, podemos establecer una comparativa que nos ayude a visualizar de forma precisa, en qué se diferencian o los procesos de aprendizaje bajo modalidad online de los procesos formativos de corte presencial tradicional.

En un curso presencial, el docente es la principal fuente de transmisión de conocimiento para el alumnado, mientras que en teleformación el tutor es el encargado de dinamizar y orientar el aprendizaje del alumnado. Continuando con esta lógica, vemos que en la formación tradicional, el docente es el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, mientras que en su variante online, es el alumno el que se erige como principal protagonista del proceso formativo.

En la formación presencial, los recursos y medios didácticos están al servicio del profesor como instrumentos de apoyo a su labor docente. En eLearning, los materiales y recursos didácticos son la principal fuente de conocimiento, y por tanto de información, para el alumnado.

Otras diferencias obvias, aunque no por ello menos importantes, atienden a razones de variables relacionadas con el tiempo y el espacio. Mientras que en la formación presencial la relación con el alumno es cara a cara (generalmente en el aula), estando docente y alumnado presentes en el mismo lugar al mismo tiempo, en teleformación, la relación con el alumnado es habitualmente en diferido, existiendo así una importante separación física y temporal entre el tutor y el/ alumno/a.

Aunque estoy convencido de que la acción tutorial es de vital importancia en cualquier proceso formativo con independencia de su modalidad, por las particularidades del aprendizaje a través de la red, considero vital que la persona encargada de la tutorización de una acción formativa eLearning, debe asumir (y por tanto dominar) unas funciones básicas que podemos resumir en las siguientes:

  • Orientar, guiar y asesorar al alumnado a lo largo del proceso de aprendizaje:
    • Al inicio de la acción formativa, ayudar al alumno/a a familiarizarse con la plataforma de teleformación en general y el acceso a los contenidos y recursos formativos en particular. Invitarle a cumplimentar su perfil de usuario en el entorno telemático así como a presentarse en el foro de debate dedicado a tal fin, lo que nos permitirá conocer sus características personales, formativas o laborales.
    • Atender y resolver las dudas sobre contenidos, metodología, sistema de evaluación, desarrollo de actividades, etc., que se le puedan presentar al alumnado a lo largo del curso a través de las herramientas de comunicación tales como el foro, el chat, mensajería privada, email, etc., teniendo en cuenta que los plazos de respuesta deben ser razonables.
    • Actuar como facilitador de la información a través de los recursos didácticos disponibles en el entorno virtual, fomentando en todo momento el aprendizaje autónomo del alumno/a y despertando su interés por ampliar la información sobre determinados temas, recomendándole bibliografía, artículos y/o blogs de interés, etc.
    • Informar del comienzo y finalización de cada módulo formativo, así como las actividades previstas y la fecha de entrega de actividades de evaluación.
  • Promover la participación del alumnado en el curso:
    • Introducir y moderar los debates en los foros habilitados, realizando sugerencias y comentarios que fomenten la participación.
    • Diseñar, planificar y moderar sesiones de chat cuya finalidad pueda ser la de simplemente aclarar dudas o, por el contrario, debatir en tiempo real sobre un tema en concreto.
  • Demostrar habilidades comunicativas:
    • Dominar las diferentes herramientas de comunicación que se emplean en teleformación (síncronas o asíncronas), adaptando nuestra forma de comunicar a las particularidades de las mismas y a las necesidades del alumno.
    • Proporcionar siempre un feedback positivo y constante hacia el alumnado como forma de prevenir la aparición de sentimientos relacionados con soledad y aislamiento.
  • Realizar el seguimiento y evaluación del alumnado:
    • Contrastar la información que nos proporcionan las diferentes herramientas de seguimiento y evaluación de la plataforma de teleformación sobre el alumnado y organizarla de forma que puedas conocer la situación en que éste se encuentra en el curso.

Perfil Fernando